La mejor manera de comer tras el verano

El horario de verano siempre nos toma un poco desprevenidos y no conocemos a ciencia cierta cual es la mejor manera de comer tras el verano. Sabemos que él formará parte de nuestro día a día, pero el organismo tarda en acostumbrarse. Los 10 primeros días después de que el horario de verano entra en vigor son fundamentales para que la alimentación también ajuste los punteros.

Este desequilibrio del organismo puede afectar los hábitos alimenticios e influir en los resultados en la balanza. “Incluso sin hambre, hay que mantener los horarios de las principales comidas. 

El sueño es el principal afectado por el cambio de horario, y uno de los principales aliados del control alimentario, consecuentemente la producción natural de hormonas en el cuerpo también sufre transformaciones.

Para driblar los efectos del nuevo horario, abajo tenemos algunas orientaciones para esa readaptación, según la médica Ana Luisa:

  • Consuma aún más líquidos para ayudar en la hidratación de esos días más calientes;
  • Intenta mantener los horarios de las comidas en la primera semana incluso sin hambre, y entonces en los próximos días el organismo ya estará adaptado;
  • Las carnes magras son siempre buenas opciones, principalmente por la noche;
  • Aproveche el calor para consumir alimentos ligeros e in natura, como frutas, verduras y legumbres;
  • Coma cada tres horas para evitar el hambre excesiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *