PERDER PESO VS PERDER GRASA: SEPA LA DIFERENCIA

La gente celebra cualquier diferencia en la balanza cuando muestra un número menor, pero eso no siempre quiere decir que usted se está poniendo magro. Es mejor ver antes de hacer dietas locas revistas porque no pueden ayudar mucho y además no estar sano, es decir, que no sólo debe preocuparse por la perdida de peso , sino también la pérdida de grasa corporal.

Cuando la balanza muestra una caída en el peso, ésta puede estar relacionada con la pérdida de líquidos corporales o musculatura. “Para averiguar si hubo pérdida de grasa corporal (que es el propósito de la pérdida de peso), es necesaria una evaluación completa, en la que el uso profesional calificado de algunos dispositivos para la evaluación, como pinza, cinta y bioimpedancia (aparato que mide midiendo el porcentaje de grasa, masa muscular y líquidos corporales).

La masa muscular es un tejido noble, del que no tenemos stock y que no debemos perder durante el adelgazamiento, ya que da sustentación a los huesos, compone los órganos y es fundamental para mantener el metabolismo siempre activo. La grasa corporal, a su vez, también es muy importante y tiene su función en el cuerpo, pero su exceso de daños para la salud, tales como enfermedad cardiovascular, diabetes tipo II y la hipertensión. Por eso es que si la gente pierde masa magra no se trata de un adelgazamiento sano.

“Tenemos reservas de grasa en el organismo, por lo tanto, es un tejido que se puede perder en un porcentaje adecuado, mejorando la salud y la estética corporal”, explica la nutricionista. Y lo ideal es que las personas a perder hasta 4 kg de grasa por mes, por lo que no es una dieta muy restrictiva serán precisos y serán mucho más fáciles de soportar y mantener este tipo de educación nutricional, además de no desequilibrar el metabolismo.

Para conseguir eliminar el peso correcto, los alimentos azucarados, procesados ​​y embutidos deben ser evitados o incluso retirados del menú. Y ese debe ser el mismo destino de la harina de trigo refinada, del refrigerante, de los jugos de cajita con exceso de fructosa, margarinas y productos con grasa hidrogenada y trans.

En la parte de los ejercicios, es importante combinar una actividad aeróbica, como caminatas, carreras, natación o danza, por ejemplo, con una actividad anaeróbica, como musculación, gimnasia localizada o pilates. Y en lo que se refiere al tema de adelgazamiento, las actividades aeróbicas son las más indicadas y la orientación y acompañamiento de un educador físico también es indispensable para un buen resultado. De esta forma podemos concluir que el adelgazamiento es sano de hecho cuando asociamos ejercicios físicos con reeducación alimentaria, combinación obligatoria, y más trabajo, que si se hace de la forma correcta ayuda a perder grasa corporal. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *